¿Que quien soy yo?

diciembre 27, 2008 at 1:27 pm (Uncategorized)

Polvo era, y en polvo te convertire, soy la cupula invisible que cubre tu vida, una dosis de realismo sin sentido.

Una golondrina que perdio el rumbo y va dando tumbos, y el soplido que eriza tu cuello.

Soy la mirada que no puedes quitarte de la cabeza cuando llegas a casa, soy el vendedor ambulante de ilusiones, 2 por una sonrisa.

Soy los ojos que no pueden dejar que ver, y el corazon que siente, soy mucho mas de lo que puedan percibir tus sentidos.

Soy el orgullo ciego y el leon enjaulado, la conversacion a media luz y la emocion que se tambalea.

¿Que quien soy yo?

¿Y quien cojones eres tu?

Permalink Dejar un comentario

Sobre dualidades.

diciembre 25, 2008 at 3:44 am (Uncategorized)

Dias de fiesta y jubilo, de soledades enmascaradas por turron.

Versos que agonizan de tanto haberse escuchado.

Mensajes que repetimos y no pensamos.

Un pavo que perdio las alas y quiza tambien la cabeza.

Dias tan señalados que no aparecen en mi calendario.

Reencuentros irrenconciliables a medianoche en el jardin.

Un echar de menos y un echar de mas.

El abrazo y la puñalada.

Mascaras que ocultan mascaras para salir en la foto.

Feliz navidad hijos de puta.

Permalink Dejar un comentario

Heroes

diciembre 16, 2008 at 8:25 pm (Uncategorized)

Existe el bien y el mal, lo correcto y lo equivocado, heroes y villanos. Y si somos bendecidos por la sabiduria, hay espacios entre las grietas de cada uno, por donde escapa la luz.

Esperamos silenciosamente esos momentos, cuando algo toma sentido. Cuando la existencia sin sentido logra un enfoque, y nuestro proposito se presenta. Y si tenemos la fortaleza para ser honestos, lo que encontramos mirandonos es nuestro propio reflejo.

Ser testigos de la dualidad de la vida, que cada uno de nosotros es capaz de ambas: la oscuridad y la luz. Del bien y del mal. De cualquiera… o de las dos.

Y el destino, mientras va en nuestra direccion, se puede desviar segun las decisiones que tomemos. Por el amor al que nos aferramos, y las promesas que mantenemos.

The end of volume three

Permalink Dejar un comentario