La sociedad de la discordia capitulo 2. Un plan alimenta mas que un pan.

diciembre 17, 2012 at 6:27 pm (Uncategorized) (, , , , )

El capitan Corcuera se sentia como nuevo despues de la siesta, Derribo estaba interrogando a los dos prisioneros aunque los dos sabian que acabarian por dejarles marchar.

El yonki Tron parloteaba sin cesar, Pololo se veia abatido y tenia la vista fija en el extraño libro que Derribo habia puesto encima de la mesa.

Derribo seguia sin entender nada de lo que habia pasado, pero finalmente llego Corcuera y les dejo marcharse, sin embargo antes de irse Pololo pidio llevarse el libro. Derribo se nego y casi a empujones sacaron a Pololo de la comisaria.

El capitan llamo a Derribo a su despacho y le mando traer el libro, una vez la puerta estuvo cerrada Corcuera se acomodo en su silla y comenzo a leer en voz alta: -Nada de lo que leas es verdad, incluido este libro, sobre todo esta parte.

Derribo comenzo a partirse de risa de nuevo, era tan contagioso que incluso el serio Corcuera acabo desternillandose por el suelo. Se dieron unos segundos para recuperarse y Corcuera recupero la compostura. -¿Como te sientes?.

Una sombra de confusion asomo el sonriente rostro de Derribo. -De puta madre. No se. Corcuera asintio con la cabeza.

-Este libro es poderoso, hacia años que no me reia asi, desde lo de…

Derribo se levanto de la silla y le corto. -No siga jefe, no soy tan tonto como parezco.

Corcuera le hizo salir de su despacho y se sirvio un vaso de whisky, “Principia Discordia”. Ese libro era poderoso, podia sentirlo. Volvio a llamar a Derribo. -Venga chico, te invito a cenar.

Cogieron el coche de la patrulla para ir al centro, de camino se cruzaron con el yonki Tron, de alguna manera se las habia apañado para conseguir una guitarra con dos cuerdas y cantaba: “Tengo marihuana pero no tengo papel, que se le va a hacer, que se le va a hacer.

Era viernes, asi que cenaron perritos calientes. Mientras tanto Pololo solo podia pensar en ese libro rojo y verde, habia pasado horas leyendo y no habia encontrado la mas minima referencia al Principia Discordia. Penso en que tendria que robar el libro de la comisaria y su mente se puso a ello. Llevaba horas sin probar bocado y el estomago le rugia, pero cuando finalmente Pololo se metio en la cama ni se le paso por la cabeza pensar en comida, al fin y al cabo un plan alimenta mas que un pan.

Permalink Dejar un comentario