Furgo parte 1.

diciembre 12, 2013 at 4:39 am (Uncategorized) ()

Toni se pasaría a recogerme a eso de las 2, antes tenía que pasar a por las chicas. El caso es que para celebrar que Toni se había sacado el carnet su padre le había prestado su vieja furgoneta hippie y nos ibamos a pasar el finde a la sierra.
El bocinazo me sorprendió pensando en Laura. Cuando llegué a la furgoneta Toni seguía tocando el ruidoso timbre. Laura abrió la puerta y una nube de humo me golpeó en la cara. Joder ni habíamos salido aún de Madrid y eso parecía un fumadero de opio. Cintia había traído una buena roca de Leganés.
-Anda fuma y relajate que nos vamos.
El viaje fue lento y tranquilo, a ritmo de los Creedence y con muchos porros de por medio. LLegamos a la sierra, montamos las tiendas, dos y muy pequeñas. Nos encargamos de hacer una hoguera y asar salchichas en las brasas, me afané especialmente con la cena, pues a medida que iba entrando la noche pensar en Laura me ponía mas y mas nervioso. Ella parecía estar igual pues me buscaba y me huia con la mirada.
La sobremesa se me hizo eterna, nos fumamos unos porritos mientras mirabamos las estrellas. Yo solo pensaba en alguna excusa para irme con Laura a la tienda. Toni se levantó, cogió a Cintia y se fueron hacia su tienda de campaña. Asi sin mas.
Laura y yo por fin nos quedamos a solas, acompañados de las brasas y las estrellas. Nos quedamos mirandonos en silencio hasta que un beso llegó. Los gemidos y los gritos de Toni y Cintia nos jodieron el ambiente. Miré a Laura y me di cuenta de que no queriamos ser como ellos. La cogí de la mano, y asi sin mas nos fuimos a dar un paseo por la sierra.
Comprobé que llevaba los condones en el bolsillo de atrás, pero lo de Toni me había cortado el rollo, Laura se me había adelantado y ya trepaba por una roca gigante, tuve que esforzarme por alcanzarla.
La luna estaba preciosa, desde lo alto de la roca casi podíamos acariciar el firmamento. Una nube tapó la luna y me dió por aullar, Laura en vez de reirse me siguió el juego y se puso a aullar como una loca. Nos volvimos lobos, le mordí en el cuello y rodamos por el suelo. Casi no pensé en Toni mientras me ponía el condón.
Nos liamos un porro cada uno y nos tumbamos a fumar mientras mirabamos las estrellas, la noche estaba siendo perfecta. Empezaba a quedarme dormido cuando casí en duermevela noté como una estrella se apagaba. Desperté a Laura y pronto vimos como otra estrella se apagaba. Estábamos atónitos, una a una las estrellas empezaron a desaparecer del cielo.
Salimos corriendo a avisar a Toni y a Cintia, aún estaban follando y tuve que sacar a Toni casi a patadas, salió de mala leche y sin taparse con nada. Estaba empalmado y la tenía mas pequeña que yo. La risita de Laura me habría alegrado aún mas el día si no fuera porque cada vez mas estrellas estaban apagandose.
Cintia terminó de salir, para mi disgusto, bastante mas cubierta que Toni. Se quedó con la boca abierta cuando vio el espectaculo que se estaba dando en el cielo. Al poco rato, todas las estrellas habían desaparecido y nos envolvió la oscuridad.

Anuncios

Permalink Dejar un comentario